Un aspecto fundamental en una tienda online, es el proceso de compra. Hay muchas razones por las que abandonamos el proceso de compra y, por tanto, los productos que pudieran tener en el carrito de la tienda online, los principales son:

– Los gastos de envío incluidos en el último paso del proceso de compra hacen que  el coste total de la compra sea más del esperado. En muchos casos también queremos verlo ya incluido antes de finalizar el proceso para poder compararlo con otras tiendas online.

– No quieren comprar en el momento, sólo queremos guardar la compra en el carrito para más tarde.

– Los dichosos “envíos gratuidos a partir de 50 euros”, el pedido no era suficientemente caro para obtener un envío gratuito.

– La necesidad de tener que registrarse para poder comprar. No queremos estar en más bases de datos ni recibir publicidad.

– La falta de opciones de pago. No decimos ofrecer 50 medios de pago como tiene Netflix pero sí un par.

– La tardanza en la entrega de los productos. Estamos acostumbrados a querer las cosas ya.

Todos estos motivos han pasado por nuestras cabezas cuando hemos querido comprar online. En este sentido, las tiendas de ecommerce, deberían adaptar sus estrategias para intentar, en la medida de lo posible, evitarlas. Por ejemplo, podemos  ofrecer el envío gratuito para incentivar la comprar y hacer que los usuarios lleguen hasta el final del proceso, o inlcuir los gastos de envío en el precio del producto, indicando, claro, que el transporte está incluido.

Otra idea es enviar algún tipo de mensaje o promoción a aquellos usuarios que tienen los productos en el carrito para que no se lo piensen más y compren.

Respecto a los que no quieren registrarse, las empresas podrían ofrecer poder comprar sin tener que registrarse. Una vez comprado el producto, siempre pueden enviar algún descuento para futuras compras para que ese usuario se acabe registrando. Entonces será más fácil conseguirlo porque el usuario ya ha probado el servicio (sabrá si le gusta la web, el producto o servicio, si el proceso de envío ha ido bien, etc.) y además tiene un descuento adicional para volver a comprar.

No nos gusta perder el tiempo así que, a no ser que queramos realmente ese producto o servicio, no vamos a terminar el proceso de compra si éste es demasiado largo. Las empresas deben considerar este punto y facilitar y hacer el proceso de compra lo más sencillo y corto posible.

Respecto a la fecha de recepción o envío del producto, ésta debe mostrarse. Lo ideal ofrecer la posibilidad de elegir la fecha de recepción del producto, y, como hace Amazon, también es mejor ver la fecha prevista de llegada y no el número de días que tardará en llegar su producto.

En relación con los abandonos en el proceso de compra online, las páginas web podrían enviar un email recordatorio de lo que los usuarios tenían en el carrito de la compra.

Estas son algunas de las pautas que  debemos evitar si queremos incentivar la compra online y para mejorar la experiencia del consumidor  con la marca.

Elviria Digital