El branding de marca o de empresa es el proceso mediante el cual se construye una marca, comprendiendo este como el desarrollo y mantenimiento de un conjunto de atributos y valores inherentes a la marca y por la que esta será identificada por su público. Dicho esto, entendemos por branding de una marca cualquier acción que lleva a cabo una empresa para el desarrollo y la gestión de su propia marca. Es de vital importancia desarrollar una buena labor de branding ya que es lo que revalorizará nuestra marca y acabará convirtiéndola en una fuente de ingreso estable para la empresa.

El objetivo del branding es dar a conocer una marca en el mercado, posicionarla como un referente y ubicarla en la mente de los consumidores de forma directa o indirecta. Para ello hay que  desarrollar un plan de marketing donde se especifique el plan de acción, tendiendo en cuenta, no solo la identificación visual de la marca (el diseño de la misma), sino también reflexionaremos sobre la forma de comunicar esa marca según el canal de comunicación.

A la hora de desarrollar el branding para la marca de la empresa debemos tener en cuenta el aspecto de la marca.
Sin una buena marca, todo el trabajo de branding que hagamos puede ser en vano. Son dos factores que van de la mano y hay que trabajarlos conjuntamente  para obtener un resultado óptimo.

La marca debe transmitir el espíritu de la empresa confeccionando un buen logotipo que encaje con el espíritu de nuestra empresa. Pero al margen del diseño, es importante tener una estrategia comunicativa bien definida. Ya sea en Internet, en redes sociales, o en el medio offline. Un error de comunicación puede hacer que la imagen que queremos transmitir se vea difuminada o equivocada, logrando efectos contrarios a los buscados. 

Hoy en día vivimos en un mundo cada vez más tecnológico que avanza a una velocidad impresionante, con unos consumidores exigentes y difíciles de conquistar que pueden echar por tierra todo el prestigio de una marca de la noche a la mañana en redes y medios sociales, es decir, en cualquier plataforma de comunicación digital siempre que no se gestione correctamente la imagen de marca.

Por esas razones, consolidar la marca a través de un buen branding es un trabajo arduo pero necesario para cualquier empresa.

Una buena estrategia de branding nos ayudará a:

1.- Definir la propuesta única de valor o ventaja competitiva.

2.- Diseñar una estrategia de marca competitiva, orientada al mercado y en línea con la estrategia de marketing y de negocio.

3.- Posicionar la marca en el mapa competitivo.

4.- Dotar a la marca de atributos y valores.

5.- Configurar la personalidad de la marca.

6.- Trabajar la dimensión “mas humana” de la empresa.

¿Es necesario el branding en el entorno digital?  Como hemos comentado antes, el branding define las líneas comunicacionales de la marca en todos los canales, soportes y plataformas. El marketing digital toca muchas áreas de impacto, desde el posicionamiento web o SEO a las redes sociales. Desde el email marketing a las campañas de Google Adwords o desde la analítica web a las campañas de Social Ads. Todas estas áreas son de impacto directo, esto quiere decir que, trabajándolas hacia el entorno digital, el usuario responderá positivamente hacia la marca  en un período corto de tiempo.  Por tanto, una buena estrategia de branding en el entorno online nos permitirá potenciar nuestra marca frente a la competencia.

Elviria Digital